Derecho a veto
Un desahogo para la dura rutina diaria
Inicio > Historias > La censura no existe...

La censura no existe...

Bueno, es una canción que he oído cantar a alguien.
Dice más o menos
La censura no existe, mi amor
La censura no existe mi
La censura no existe
La censura no
La censura
La
mmm

En fin, que aquí comparto el texto íntegro que escribí anoche sobre la visita de los Príncipes de Asturias a la exposición ‘Los reyes católicos y Granada’. Cuestión de enfoques.

Desde la distancia
Torres Hurtado, el 'celestino'
ANA C. FUENTES
Si hubo algún granadino que con seguridad alcanzó un sueño anoche, ese es Javier Lorite Soto, un joven síndrome de Down de 29 años que desde los tiempos en que Letizia Ortiz presentaba el Telediario de La Primera se enamoró de ella. Al menos es lo que contaba su madre, emocionada después de conseguir, gracias a las gestiones de Don José Torres Hurtado, alcalde de la ciudad, que su Javi saludara por unos segundos a la futura reina de España.
“Muy guapa ella. Estoy enamorado”, decía el afortunado poco después de que la princesa de sus sueños le dirigiera una tímida sonrisa. Porque para ser objetiva, la de Asturias no supo muy bien cómo reaccionar a las palabras de su ‘enamorado’. Vamos, que el saludo no previsto la sacó del paso.
Quien sí demostró una gran tabla durante la visita de sus Altezas Reales a la exposición ‘Los reyes católicos y Granada’ fue el alcalde, y no sólo en su papel de ‘celestino’. Ya estaban Don Felipe y Doña Letizia en la primera parte de su recorrido por el Crucero del Hospital Real cuando Torres Hurtado se percató de que el abrigo que llevaba en la mano le estorbaría el resto del tiempo, así que ni corto ni perezoso abandonó la sala y fue a depositarlo en mejores manos.
“¡Qué lista es la Carmen Calvo. Cada vez que ve la cámara se acerca a la pareja!”, comentaba maledicente una reportera, a propósito de la Ministra de Cultura. Una periodista que, por otra parte, estaba, como quien escribe, a suficiente distancia de “la comitiva” como para no enterarse de nada.
Al menos, de nada de lo que se hablara. Sí se vio, por ejemplo, que a los Príncipes de Asturias le esperaban a la entrada del edificio, además del alcalde y la ministra, el presidente de la Junta de Andalucía, Manuel Chaves; Rosa Torres, Consejera de Cultura; David Aguilar, rector de la Universidad de Granada, y José García-Velasco, presidente de la Sociedad Estatal de Conmemoraciones Culturales, que organiza la exposición. Ya dentro, y entre otras personalidades, se incorporó Antonio Cruz, subdelegado de Gobierno en Granada.
Por increíble que parezca, la exposición permaneció abierta al público, pero pocos, tal vez por la impresión, se atrevieron a entrar. Fuera, poco más de un centenar de personas esperó disciplinadamente que los futuros Reyes de España se acercaran hasta las vallas de contención para extender la mano y dirigir una sonrisa. Fue entonces que comenzaron los “¡Le-ti-zia!” y los “¡Fe-li-pe!”.

01:00 | anacefp | 0 Comentarios | #

Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://fuentes.blogalia.com//trackbacks/24479

Comentarios

Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 54.144.14.134 (8ec2c636b8)
Comentario
¿Cuánto es: mil + uno?





		
 

Archivos

<Abril 2018
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30            

Documentos


Blogalia

Blogalia

© 2002 anacefp